Crónica 20-10-2013 Segovia- Ochando- Jemenuño- San Garcia-Segovia

CRONICA GENERAL

Buenas tardes a todos.

Parece que el otoño nos quiere brindar días espléndidos para la práctica de nuestro pasatiempos preferido como el que hemos disfrutado hoy. A las 9:30 horas, ya en la Fuencisla, eran 11 los grados que teníamos y durante la mañana hemos llegado a los 18, temperaturas más que agradables para montar en bicicleta. El semáforo de san Marcos se ha encargado de romper el grupo, como es habitual, pero poco después se ha producido la consiguiente reagrupación como era de esperar. En estos primeros compases de carrera han sido Álvaro Fernández y Jesús Solera los encargados de conducir el pelotón a un ritmo bastante vivo. A la mitad de la subidilla que nos lleva a Garcillán hemos sido rebasados por un tractor, ocasión que ha sido aprovechada por Álvaro, Jesús, Julio y Coe para ponerse a su rebufo y distanciarnos considerablemente del grupo, tanto que en apenas dos kilómetros les hemos sacado unos 500 metros de distancia y sin apenas esfuerzo, ya que circulábamos a unos 43 km/h. ¡Lo que hace la física! En la recta, y puesto que no vale tomar ventaja de esta manera, hemos aminorado la marcha hasta que el grupo ha llegado hasta nosotros.

Una vez todos juntos hemos sido Juan y yo los encargados de conducir el pelotón hasta la subida de Tabladillo donde, casi llegando a la cima, nos ha sobrepasado el Chapas y a su rueda hemos realizado un descenso vertiginoso hasta santa María, tanto es así que el Chapas se ha pasado de largo el giro a la izquierda hacia Ochando y le ha tocado dar la vuelta en lo estrecho para reincorporarse de nuevo al grupo. Desde este momento y puesto que la carretera tiene continuos repechos y sube-bajas, el ritmo ha decrecido un poco para salvaguardar la unión del pelotón y llegar todos juntos al avituallamiento. En este tramo nos hemos encontrado con Isidro, que más tarde ha tenido una avería mecánica y al que deseamos haya podido llegar a casa sin más contratiempos. En Jemenuño nos esperaban ya los del Imserso, que hay que ver como andan últimamente, y poco después han llegado los rápidos con un buen número de ciclistas en sus filas. Avituallamiento tranquilo y reposado con buena bollería y plátanos a destajo.

Salida escalonada pero rápida, debido a la entrada de viento a favor y en descenso. Álvaro y yo hemos encabezado el grupo hasta cerca de Etreros donde hemos sido rebasados por los rápidos que venían a toda mecha. Afortunada y acertadamente hemos atravesado Etreros y Sangarcía con bastante prudencia y cuidado por lo que el grupo ha continuado compacto hasta la subida de las discordias. Aquí, y aunque el ritmo no era demasiado violento aún, unos 10/12 socios hemos preferido cortarnos, pues la cosa se iba poniendo muy tensa y es mejor cortar cuando aún te queda un poco de resuello, que no darlo todo y quedarte luego medio tirado en la carretera.

En esta tesitura ha quedado la carrera: por delante un grupo bastante numeroso del cual se quedaban cortados algunos ciclistas, después nuestro grupo y por detrás supongo que otro u otros grupos más rezagados. Por nuestra parte pronto nos hemos puesto a relevos y así marchar con menos esfuerzo y arropados unos con otros. En la recta de Garcillán hemos divisado a Pedro Gómez y a Juan Ramón lo que ha provocado que David y otro ciclista se hayan despegado de nuestro grupo a su caza, cosa que han conseguido poco después. Por nuestra parte hemos continuado a relevos, eso sí algo más intensos, lo que ha provocado que un par de socios no pudieran seguir el ritmo y se hayan cortado en este tramo. Minutos después hemos podido contactar con el grupeto que nos precedía y llegar todos juntos a Tejadilla, donde nos hemos dado la vuelta al encuentro de los que venían por detrás.

En la subida de la Aparecida se ha producido la fusión y dándonos la vuelta hemos llegado de nuevo a Tejadilla donde nos han informado que Pifo había sufrido una caída y que venía por detrás junto a unos cuantos compañeros. De nuevo vuelta a su encuentro y producido el mismo, parón en Tejadilla para informarnos del percance sufrido por Pifo. Ha sido él mismo el que ha relatado lo sucedido: en un momento de despiste se ha tragado dos trozos de pladur que había en la carretera (seguro que muchos de vosotros los habéis visto) y ha perdido el equilibrio cayendo sobre el guardarrail y dándose un buen batacazo. Afortunadamente solo ha sufrido golpes y rasguños que al parecer no revisten gravedad, pero si dolor, sobre todo en el codo. También la bici ha debido sufrir algún daño, por lo que ha decidido montarla en el trasportín que lleva incorporado el coche de Miguel Ángel y ser conducido por él hasta casa. Deseamos que todo vaya bien y que solo se haya quedado en el susto.

Después de avituallar por segunda vez, nos dirigimos hacia Madrona perdiendo por el camino a aquellos que se van por la variante. Todavía un buen número de socios nos dirigimos hacia el alto de la Pared, despidiendo a los que tienen algo de prisa y se van por Hontoria. Al llegar al soto de Revenga, Juan tira para casa y los demás de frente a continuar con los kms de calidad. La siguiente  despedida es para Julián y ya los cuatro Mosqueteros, (como nos bautizó José Antonio), Domingo y Adrián continuamos por el carril bici. Estos últimos se quedan en Robledo; Paco Mate y Miguel se van por la carretera nueva de Palazuelos y Julio y yo hacia Segovia, concluyendo así la salida correspondiente a este domingo, con 122 kms sobre pecho y espalda, que no está nada mal para la época del año en que estamos.

Feliz semana para todos y hasta la próxima. Un saludo

Coe.

CRONICA RAPIDOS

Muy buenas tardes:

Buen día para la práctica del ciclismo, con una temperatura muy buena para ello.

Sobre las 9:22 han salido los “lentos” y nos hemos quedado Colín, Laca y yo esperando a los “rápidos” que poco a poco han ido apareciendo. Entre otros: Javier Carpintero, Pedro Maestro, Jorge, Andrés, Mario, Josete… para hacer un nutrido grupo de 13 socios y 5 simpatizantes de La Biela.

Primera anécdota de la mañana: antes de salir se han acercado 2 Tailandesas y han preguntado al Presi si podían hacerse una foto con todos nosotros. A mí lo que más me ha sorprendido ha sido que cómo coño sabían ellas que el Presi era Colín, ya que han ido directamente a preguntarle a él. Hemos puesto nuestra mejor pose, y todos contentos.

Salida escalonada en dirección a la ruta marcada con un ritmo muy muy bueno en relevos de a dos, aunque estos primeros han sido un poco largos. A la llegada de Tabladillo, ha sido Laca y el chico nuevo (Juan Andrés creo que se llama) los que han cogido el timón del grupo, aunque J. Andrés llevaba un cortavientos que le iba frenando, y ha quemado muchas de sus fuerzas lo que ha provocado que cuando ha terminado de dar su relevo, no pudiera aguantar el ritmo y ha cedido.

Una vez reintegrado al grupo y ya sin cortavientos, hemos girado a izquierdas en Santa María, y ahí hemos sido Carpintero y yo los que hemos cogido el mando, con un relevo largo y fuerte. Continuos sube y baja, lo que hacía sufrir a más de uno, junto con el viento de costado. Esto ha provocado que se cortara el grupo, quedándose por detrás Pedro Encofrador, Pedro Maestro, Dani,  para ayudar a J. Andrés a llegar al avituallamiento y así descansar y reponer fuerzas.


Salida un poco rara, y al poco y justo cuando se estaba lanzando la carrera, pinchazo del Presi, quedándose Mario y alguno más para arreglarlo. Yo decido ir para adelante para poder hacer la crónica, y calentón de los buenos para cogerlos y avisar de lo sucedido. Hemos formado un grupo de unos 25 ciclistas y a la salida de San García, “la carrera” se ha partido definitivamente y es que justo al coronar la cuesta, ha habido un latigazo con su correspondiente abanico, lo que ha provocado que por mi falta de experiencia y poco sacrificio soltara al grupo justo cuando empezaba la bajada. Por detrás venía Pedro Maestro y Julito haciendo trascoche. Me he unido a ellos, pero después de luchar e ir varios kilómetros a tope, y con el grupo a tan solo 100 metros, Pedro y yo hemos soltado.


Luego por lo que han contado, El mudo, Pedro, Jota y no se si algún otro más han hecho la escapada. Por detrás, Josete, Carpintero, Patricio… han intentado dar caza, pero les ha sido imposible aunque les han sacado apenas 150 metros en el puente de La Aparecida.


Pedro y yo, hemos ido cediendo hasta ser cogidos primero por Sanmi (cómo está terminando el año!!) y otro chico, los cuales nos han llevado muy pero que muy bien, para después venir otro grupo donde venía Paco, Jesús Solera y Coe entre ellos y así terminar la etapa.


Kilómetros de calidad con dirección a la circunvalación. Allí nos hemos enterado que Pifo ha sufrido una caída justo en el Puente de la Aparecida al llevarse por delante un trozo de escayola o yeso que había en la carretera. Por lo contado por Mario, se ha dado un buen golpe, aunque parece ser que no tiene nada gordo. Esperemos que sólo sea chapa y pintura, que además él de eso sabe mucho. Ánimo Pifo!!


Comentar que ha salido una nueva fémina con nosotros que se llama Esther, y que la ha gustado mucho el rodar con nosotros. Tiene la intención de hacerse socia por lo que me ha comentado al finalizar el día ya en Segovia.

Tened muy buena semana

Un saludo ,Ramón

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Leave a Reply