CRÓNICA 24-11-2013 SEGOVIA-NAVAFRIA-LA GRANJA-SEGOVIA

CRÓNICA GENERAL

Buenas tardes compañeros.

Último domingo del mes de noviembre y mañana fresquita de verdad. Hemos iniciado la marcha con 0º C y en Navafría seguíamos con la misma temperatura hora y media después, aunque más tarde, ya en Segovia, había 4º C.

La plaza Oriental se encontraba bastante concurrida a las 9:30 minutos, con ciclistas de nuestro club y otros tantos de montaña que allí se habían concentrado para realizar su salida dominical. Por nuestra parte a las 9:36 horas hemos dado la salida y partiendo por la Vía Roma hemos completado los primeros kilómetros por la capital. Ha sido cuando hemos llegado a la rotonda de la variante cuando nos hemos percatado que dos personas iban descolgados del grupo a una distancia ya considerable. Unos cuantos hemos aminorado la marcha para favorecer su incorporación, pero no ha sido hasta el cruce de Tizneros que se ha producido la reagrupación con nosotros. Se trataba de José Andrés, socio del club que tiene una Trek roja y blanca, y un amigo suyo, Pablo, que se quiere iniciar en esto de dar pedales en pelotón. Pronto, los que nos hemos quedado a esperar, nos hemos percatado de dos detalles significativos: primero, que llevaba el sillín claramente muy por debajo de lo que necesitaba y segundo que los neumáticos iban con una presión también demasiado baja. Con estas “deficiencias” su rodar por la carretera se hacía más incómoda y había que hacer algo para remediarlo. Ha sido en Collado, cuando ya nos habían pasado los rápidos y al encontrarnos parado a Miguel con el coche de apoyo, cuando hemos decidido parar para solucionar estas dos anomalías.

Con una llave allen se ha procedido a subir la tija del sillín varios centímetros para adecuarla a la altura de Pablo y al mismo tiempo inflar las ruedas a una presión más adecuada a su peso. Antes de ponernos de nuevo en marcha hemos dicho a Miguel que no nos esperara en el avituallamiento y que se fuera adelantando para que los que iban por delante no tuvieran que esperar en Navafría.

No se si será por que verdaderamente hemos acertado con las medidas adoptadas, pero a partir de este momento hemos circulado un poquito más rápidos y con mejor ritmo. Nuestra llegada a Navafría ha coincidido con la salida del grupo, no obstante, unos cuantos socios más se han quedado con nosotros para acompañarnos en el regreso. Después de tomar unos plátanos y bollos, de agua nada de nada, hemos iniciado el regreso unos 10/12 ciclistas que con tranquilidad y a ritmo suave hemos ido dando cuenta de los kilómetros que nos separaban de Torrecaballeros, eso sí, con una paradita en Collado para arreglar un pinchazo que Juan ha sufrido en la rueda trasera.

En Torrecaballeros se han despedido José Andrés y su amigo Pablo (que ya iba bastante justito) y los demás hemos continuado hacia La Granja. De nuevo paradita para avituallar otra vez y a por los kilómetros de calidad. Bajada hacia el pantano y desvío a la izquierda dirección Revenga. Hoy el grupito estaba compuesto por los siguientes socios: Miguel, Juan, Alberto, Julio, El Escalador, Felipe y Coe.

Poco que contar ya que el ritmo de marcha ha sido tranquilo, tan solo comentar que nos han caído unos chispazos de granizo después de sobrepasar el Alto de la Pared, pero que han cesado casi instantaneamente. Juan se ha desviado por Hontoria para llegar a Revenga y los demás hemos continuado por el Puente Hierro para posteriormente dirigirnos cada cual a su redil, como está mandado.

Día fresco el de hoy, el más fresco de la temporada de otoño, que nos indica que vamos camino del invierno y que, al parecer,  ha empezado antes que otros años. Esperemos que al menos las precipitaciones no hagan acto de presencia los domingos y podamos salir a circular, eso sí bien abrigados.

Un saludo para todos y feliz semana.

Coe.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Leave a Reply