Crónica 2-2-2014 Sta Maria- Balisa- Marazuela-Segovia

CRÓNICA GENERAL
Buenas tardes compañeros.
Bonita y soleada mañana, aunque fresca, 1º C a las 10:00 horas, propicia para el desarrollo de nuestro deporte preferido. A las 10:01 horas el grupo B compuesto por treinta componentes toma la salida desde la Plaza Oriental, dirección Fernández Ladreda, para evitar las posibles placas de hielo que pudieran encontrarse en la bajada de Santo Domingo. Un frío relente se dejaba notar en la bajada de la Residencia, pero afortunadamente una vez pasado este tramo el sol ha empezado a dejarse notar y aunque la temperatura no superaba los 2º C la sensación era algo mas agradable. Pronto los asiduos han tomado la rienda del pelotón y pasando de dos en dos han conducido al grupo a un paso quizá algo más rápido que lo que fuera de desear por todos, peor eso sí, a una velocidad constante y sin tirones que es lo que al final cuenta para poder ir todos juntos con relativa comodidad.
Pasado el Puente Oñez hemos avistado a lo lejos a los del Inserso que empezaban a subir la cuesta de Tabladillo. Por nuestra parte esta subida se ha hecho a ritmo moderado y aunque se ha partido el grupo a mitad de la misma, pronto se ha efectuado la reagrupación en el llano. La bajada se ha realizado velozmente, pero siempre controlada y con el grupo formando un gran pelotón. El semáforo de Santa María ha servido de lugar de reagrupamiento entre nosotros y los del Inserso, contabilizando en este momento 41 ciclistas entre los dos grupos (30 del B y 11 del Inserso).
Desde este momento los ánimos se han calmado un poco y el ritmo ha decrecido considerablemente para poder circular todos juntos sin ningún problema. La subida intermedia entre Santa María y Balisa ha fraccionado de nuevo el pelotón y cuando ya la llevábamos medio terminada se ha producido la caída de José Andrés, que ha pillado una placa de hielo y no ha podido evitar el golpe. Afortunadamente se ha levantado rápidamente comunicando al grupo que estaba bien y que no le pasaba nada.Tras este incidente el grupo ha reducido aún más la marcha poniendo especial cuidado a cualquier mancha húmeda que se pudiera distinguir en la carretera. Pronto hemos llegado a Balisa donde hemos procedido a prepararnos para el avitullamiento.
De nuevo el infortunio se ha cebado con los rápidos ya que según nos han contado varios pinchazos y cambios de ruedas han tenido que llevar a cabo antes de llegar a Balisa. Como 20 minutos después de llegar nosotros han aparecido algunos de los rápidos y poco después el coche de apoyo, dejando por detrás a un nutrido grupo que se ha quedado reparando los pinchazos que casi al mismo tiempo han tenido José Ramón y Colín. Por lo tanto hemos procedido a avituallar los que allí nos encontrábamos, partiendo de nuevo poco después.
Con la incomodidad de la espera, el avituallamiento ha sido rápido y la posterior salida bastante confusa y alocada. Difícil ha sido llegar al grupo de cabeza y muchos no lo han conseguido, por lo que desde el primer momento los diferentes grupos se han consolidado para hacer más fácil el regreso. Por mi parte he conseguido llegar a duras penas al grupo cabecero, pero demasiado pronto ha llegado la subida del caserío y ya sin fuerzas me he dejado caer un poco para descansar y pillar un grupito más acorde con mis características actuales. Por delante Faustino también se ha soltado y poco después hemos sido cogidos por David, que venía recuperándose por detrás.
Ya con la selección definitivamente hecha, hemos rodado a relevos Faustino, David y yo desarrollando una marcheta bastante constante y no perdiendo de vista a los que llevábamos por delante. Esta lucha ha durado hasta el Puente Oñez donde el grupo que iba delante de nosotros se ha ido distanciando progresivamente y nosotros a la vista de ello hemos decidido soltar un poco para reducir esfuerzos e ir algo más cómodos. De esta guisa hemos ido todo el recorrido para terminar dándonos la vuelta en la Aparecida acoplándonos a los que ya venían a nuestro encuentro.
A partir de aquí, y puesto que ya se iba haciendo tarde, unos hemos seguido al encuentro del resto de compañeros y otros han optado por seguir camino hacia sus respectivos hogares. A lo largo del trayecto de vuelta nos hemos encontrado con diferentes grupos, entre ellos el de los rápidos y algo después en la cuneta a Paco (frutero) y sus dos compañeros, iniciando la reparación de un pinchazo que ha sufrido Jairo en su rueda trasera. Alberto y yo hemos parado para echarles una mano y una vez arreglado hemos procedido a continuar al encuentro de los que faltaban por llegar. En este impact se ha unido a nosotros Tito que iba al encuentro de Eli y sus acompañantes. Aún han pasado varios minutos hasta que cerca ya del cruce de Valverde han aparecido los últimos componentes del club. Varias han sido las causas de tan acusada tardanza. En primer lugar el arreglo del descentramiento que la rueda trasera de Eli había sufrido a la ida y que imposibilitaba el correcto funcionamiento de su bicicleta. Ha sido en Balisa donde Julio con una llave de radios ha procedido a dejar la rueda en condiciones para poder regresar. Esto ha provocado que ya salieran de Balisa con un retraso considerable, que se ha agravado con el posterior reventón de una rueda de la bicicleta de Ángel, que ha tenido que ser reparada con la sustitución de la cubierta por una que Julio le ha proporcionado y que siempre lleva en su bicicleta para estos menesteres.
Aún así hemos parado en Tejadilla para tomar un bollo y un trago de agua y puesto que ya eran las 13:45 horas Alberto, José Antonio, Roberto y yo hemos resuelto subir por la carretera de la Residencia para llegar antes a casa, mientras que Tito, Eli, Bernardo, Ángel, Julio y Miguel (no se si me dejo a alguien) han continuado por la carretera de Madrona, sin saber que ruta posterior han decidido tomar.
Hasta aquí esta crónica de un día bastante accidentado en lo que se refiere a complicaciones técnicas, pero que afortunadamente no ha pasado de ahí.
Un saludo y hasta la próxima. Coe

CRÓNICA RÁPIDOS

Buenas tardes,
En primer lugar, desear a Coco una pronta recuperación, animarle mucho y decirle que aquí estamos para tirar de él cuando nos necesite. Mucho ánimo Coco y un fuerte abrazo.
No sé cómo hacer la crónica del hoy, ya que ni he estado delante, ni he hablado con nadie que sí haya estado.
Primera salida de febrero, con algo de fresco, aunque no debía hacer mucho ya que Carlos ha decidido salir sin guantes y no se ha quejado. Sobre las 10:08 y ya es la segunda o tercera vez que nos pasa, se han acercado una chica y dos chicos pidiéndonos hacer una foto con todos nosotros y el Acueducto al fondo. Sobre las 10:18 iniciamos la jornada por Fernández Ladreda un nutrido grupo de ciclistas entre los que se encuentran: Colín, Perdi, Raúl, Jesús Solera, Zamarrón, Mauro, Javier Carpintero, Andrés y su hijo, Laca, Tito, Javi (Giant)… entorno a 22 socios y simpatizantes.
Primeros compases del día a ritmo suave para ir calentando las piernas y a la altura de Tejadilla reagrupación del grupo. Relevos de a dos como le gustan a Coco (kilómetro más o menos) a ritmo alto, pero llevadero por parte de todos, y así han ido pasando kilómetros hasta la llegada del Puente Uñéz, donde Raúl que estrenaba ruedas nuevas de tubeless ha pinchado. Desconcierto general debido a la gran cantidad de gente que éramos. Finalmente unos cuantos se han quedado para ayudar a Raúl y esperar el coche para cambiar la rueda y otros (a mi juicio con buen criterio) hemos continuado a un ritmo suave esperando que pudiéramos reagruparnos de nuevo.
Nada más arreglar el problema y a la que se han puesto en marcha… pinchazo de Javi (Giant), lo que ha hecho perder mucho tiempo con los de delante, pero aún así después de que en Santa María nos hemos dado media vuelta a buscarlos, nos pudiéramos reagrupar de nuevo e intentar llegar pronto al avituallamiento.
A falta de 3 kilómetros para llegar, después de haberme metido con Javi por su avería… pinchazo mío. Pit stop impresionante a manos de Carlos y rápidamente de nuevo en marcha, no sin escuchar risas y comentarios de mi incidencia, cuando… pinchazo del presi!!… entre risas y no risas pit stop de nuevo a manos de Carlos y rápidamente hemos reiniciado la marcha para así llegar al avituallamiento.
Allí nos esperaban Isra, Miguelañez, Oscar y Tito que se había dado media vuelta en nuestra búsqueda, el resto de los integrantes habían decidido seguir con la marcha como era lo más normal. De nuevo en marcha a ritmo bastante alto de los 15/16 integrantes, en relevos de a dos con la idea de ir cogiendo a gente, como así ha sido, rebasando a los del “inserso” entre los que iban Ely, Jose Antonio…, antes de llegar al cruce que teníamos que coger a derechas dirección Marazuela. En ese punto siendo comandados por dos socios que no diremos su nombre para proteger su identidad (los llamaremos El Presi, y el futuro marido de Ely), han girado a izquierdas saliéndonos de la ruta marcada hasta llegar a Tabladillo, donde una vez metidos en la carretera general, hemos ido en relevos de a uno, entrando todos por la derecha a un grandísimo ritmo y llegar al Puente Uñez. Yo me he quedado un poco soltando con Raúl y parada en Tejadilla con varios de los integrantes que nos precedían.
Finalmente y después de charlar un rato, hemos reanudado la marcha para llegar a casa, Paco, Fernando, otro chico y yo sobre las 13:30 con 80 kilómetros en las piernas y con hambre.
Día raro, a pesar de haber rodado bastante fuerte toda la etapa, no hemos visto al resto de La Biela y no sabemos qué habrá pasado, y quién habrá demostrado su fuerza a estas alturas del año.
Buena semana.
Un saludo
Ramón

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Leave a Reply